Beso

El arte de lo sensorial, libre como la gacela, salvaje como la amazonia, con la potencia de la pantera llegó en el ocaso del octavo día.

Rozó de forma traviesa las grietas de mis labios, respiré su aire y el miedo se desvaneció.

Cerré mis ojos, no tiene sentido mirar lo que no se ve y me dediqué a sentir las caricias en el alma, esas que solo los besos saben dar.

A veces quiero que llegue el momento, que ya sea el tiempo en que sus bosques me deje perder, para poder abrazar la furia de una pasión y vislumbrar los misterios escondidos que entre las ramas se encierra, descubrir el tesoro de las almas inmortales, esas que saben lo que es amar.

561081_346470205429942_1792556308_n

Prófugos Pensamientos

Crecí bajo el umbral de tus reglas
las mismas normas que en vez de protección me dotaron de cadenas irracionales que ni tú mismo comprendías.

Intentaste enseñarme que más vale creer que saber
y que una corbata tiene el poder de convertir a un criminal
en un noble accionar de lo que se supone que es bueno
Aunque para mi solo sea el instrumento perfecto para estrangular la voz de mi revolución
y opacar la luz de mis intentos de poesía.

Es tan lamentable que lo que se supone nos hace bien,
sea lo que a su vez nos oprime más empapándonos con la misma esclavitud intelectual
con la que se nutre la ignorancia.

Tus disciplinas y tus ciencias me tientan cada día a dejar de abstenerme y dejarme llevar.

Ser absorbido por tus burdas rutinas de vana prosperidad
Me das educación para aprender a ser
un artefacto más de tu colección materialista,
pero cuando decido utilizarla en tu contra
me aniquilas con mi misma raza
con aquellos que han aprendido a no pensar
y a ser el algoritmo matemático de intereses que consideran propios
pero les dejaron de pertenecer cuando vendieron su ser por un par de papeles
que duran lo mismo que la vida de una polilla,
pero que a su paso son capaces de destruir la vida de quienes no le atesoran.

Quizás no tenga que huir toda mi vida por negarme a bailar tu vals,
por creer que no creo lo que quieras que crea
y rehusarme a yacer sobre tu absurda institucionalidad.

No pretendo convertirme en un ejemplo de irreverencia a seguir pues conozco mis propias contradicciones,
mas solo anhelo darle un poco de libertad
a esta alma que yo mismo aprisiono
por la supervivencia misma de mis necesidades creadas.

Y a fin de cuentas la vida termina siendo ese juego donde el dilema
es la lucha de ser quien se quiere ser con quien se debe ser para terminar preguntándonos una y otra vez
el sentido lógico de nuestra humanidad.

Flying-thoughts_o_9172

Nevoj

De tus manos tibias como la brisa del mar
que en tan pequeño espacio albergas mis sonrisas
esas que incluso aún no existen
pero que ya sabes que te pertenecen.

Así como todas las estrellas que un día te prometí,
hoy juro cuidar tus pasos mientras Dios me preste la vida
que si de algo estoy completamente seguro
es del amor que te tengo casi instantáneo
que lo alimentan las versatilidades de tus miradas
y la inocencia de tus balbuceos.

De tu pecho contra el mío, se hablan los corazones
en un idioma tal cual de los antiguos versículos
esos de los que tanto presumían los sabios
construyendo la erguida vértebra que unifican las almas
de mis tres grandes tesoros
que encierran en sus misterios el sentido de mi vida,
capaces de esclarecer la coraza absurda
de mis tantas cobardías.

535983_405414896202139_739283092_n

La Vuelta Al Mundo

A Madrid me voy en ferrocarril
en el último día de Abril
Recogiendo voy historias sin fin
Para añadirle su toque aprendiz
En Santiago estoy viéndote soñar
En medio de un concurrido solar
Contemplaré el atardecer en Veracruz
Donde la razón de mis suspiros seas tú.

Que fácil es darle la vuelta al mundo
Cuando en todos mis arribos veo tu luz
Que sencilla se vuelve la traducción
Cuando quien forma las palabras es tu voz.

Siempre estarás en la cima de ese lugar
En mi lista de extrañas obsesiones
Serás la aguja en mi pajar
Sos Dulcinea y yo el Quijote
Viviendo en un molino astral
Si a la distancia pude burlar
Daré la vuelta al mundo una vez más.

Diciembre es, neva en Moscú
Negándose a morir mi tulipán azul
El mismo que sembré allá en San Juan
El día en que se independizó la libertad
Los lujos de Dubai y el champagne francés
No superan el valor de tu falda de gitana singular
Con la que te conocí allá en Bogotá
Cuando al café le agregabas en secreto el coñac.

Con las flores de Heredia te hice aquel vestido
El que usaste cuando nos besamos en Río
El miércoles de febrero junto a los libros de Cortázar
Los aviones perfectos para aprender a volar.

Que fácil es darle la vuelta al mundo
En ochenta besos en ochenta libros
Que sencilla se vuelve la imaginación
Y que tan cortos se quedan estos sitios.

Siempre estarás en la cima de ese lugar
En mi lista de extrañas obsesiones
Serás la aguja en mi pajar
Sos Dulcinea y yo el Quijote
Viviendo en un molino astral
Si a la distancia pude burlar
Daré la vuelta al mundo una vez más.

252657_416742595069369_1296612824_n

Caleidoscopio

Se ocultaba entre los atardeceres de Enero
Justo cuandos los vientos soplaban más fuerte
Y en los bosques las ramas de árboles parlantes
Danzaban al ritmo del monsoon
Contaban los misterios de los piratas de hielo
Y se entumecían con las historias de Nabokov.

Se apagaron las voces de los tenientes
pero desconfió de su desvanecer
se enterró en las nubes del Oriente
y pintó su propia versión de un atardecer.

Era el niño de los sueños absurdos
de las palabras sueltas y las ideas sin conexión
perdido en el mundo de los grises
donde por su infinidad de colores no calzó
le cazaron las dueñas de los cerros
y los escritores de cuentos de hadas
lo maldijeron las fábulas y melodías
pero él se protegió con su propio instrumento.

Un pequeño caleidoscopio multiplicó su particularidad
las visiones de un mundo que se podía cambiar,
los castillos amarillos y las torres de Babel
un calendario al revés y una luna de papel
Las historias de mi pequeño soñador
ese que aún guardo en el cerro sagrado
bajo el árbol que da sombra al corazón.

69288_423561374387491_691001791_n

Primaveras en Invierno

Con un barniz azul, en la copa del Guarán
Zarpé hacia mi vuelo para quitarte el gris del cielo
y regalarte primaveras en invierno
que te coquetearan en las esquinas de la ciudad.

Esa ciudad la de los sueños rotos
la de andar por andar
la de los compás sin tono
que te inventaste al pensar
que la muerte lo aniquila todo
te casaste con el abandono y el pesar.

El sobrevivir no es fácil pero el dejarse morir duele más
que la lucha no termina hasta la última piedra patear
y cortejar la vida con los años que nos quiera regalar.

Y hoy te saco a bailar con este ritmo entorpecido
que me ha heredado mi caminar
y mis dos zapatos rotos cuyo rumbo lo decide el azar
que no todo está perdido me contó la casualidad.

Las tormentas pasarán, como las aves emigrantes
Su enseñanza dejarán y una cicatriz gigante
con un nombre escrito en sangre
y un recuerdo que florecerá
con cada imponente primavera
al final de cada inicio y al principio de todo final.

19726_431394350270860_1848142872_n

De Letras Perdidas

Los violines de la noche llamando a la desolación
los sentimientos de culpa por no ser lo que se planeó
por salirse del patrón de aquel viejo sastre que por dentro a todos nos talló.

Ser el primero que se va no es fácil, pero no puedo seguir donde no soy
no puedo estar donde sé que que duele más
aunque mi mente no se calle por lo que aún no sabe
por lo que mi alma le oculta y mi corazón le huye
sin pretender que la sal de los mares penetren en mis heridas
y hagan arder los recuerdos y la sensación de exiliación
esa de la que soy víctima y victimario por propia voluntad
o mejor dicho por propia terquedad.

¿Por qué nos peleamos con nuestras decisiones?
Si son ellas las que al fin y al cabo terminan por entendernos,
por comprender que no importa el cómo, siempre dolerá
siempre infringiré mi propia ley para cumplir mi propia penitencia,
porque de mis castigos soy acreedor.

Se necesita más que un corazón roto y un alma marchita para aprender a escribir,
se necesita de esa visión desde adentro de la que tanto escaseamos los mortales,
pero que logramos en el fondo del mar; en ese mar de nuestros oscuros sueños,
de nuestros pecados encubiertos y de la vergüenza de mis desaciertos.

He permanecido por mucho tiempo en este lugar, más del que alguna vez debí,
pero no fue fácil decirte adiós.
Me senté en tu puerto a verte por última vez y a convencerme a mi mismo
que lo mejor para todos era el destierro,
quizás por la misma ley que se escribió cuando todo esto nació.

Cuando me di cuenta de que era demasiado tarde para retroceder,
pero que tampoco quería hacerlo.
Es el eterno dilema entre el confort de lo que duele,
del placer en lo que crea satisfacción,
en los logros maltratados y en los sacrificios que a diario firmo,
con la consciencia y sobriedad suficientes para convencerme a mi mismo de mi decisión aunque no sea la que más fácil de caminar, ni la menos solitaria, ni la más comprendida,
pero si la más querida, por convicción o por necesidad, por arrogancia o por destino,
quizás sea el pago de vida por lo que algún día me permitirás comprender.

484736_440805689329726_204311917_n

El Error Perfecto

En el recuento de los daños vi pasar mis errores
Desfilaron en carrozas fúnebres sin estar aún muertos
Lo supe cuando me lanzaron sus alientos por no olvidarlos
pero lograron alejarse porque saben que no los retengo.

Y es que muchas veces he caído de rodillas al suelo
he sentido el galopar de los caballos en mi espalda
han penetrado mi pecho las lágrimas
me han abofeteado las palabras mismas que de mí dejé salir.

No siento vergüenza por mis cicatrices
no las oculto, más bien las muestro como medallas
porque mis tropiezos me han dado la lección
que la sensatez no me ha enseñado.

Con palos y piedras maltratan al perro callejero
Los humanos tienden a magnificarse ante el desvalido
no es siquiera instinto, es simple cobardía
pero así son las bestias que se devoran entre sí.

En el recuento de los daños, me di cuenta que estos no existen
Yo solo he ganado aun cuando ha sido turbulento mi camino
No dejes que te señalen por tu ropa haber manchado
Muéstrales que vales por tu piel y no por tus ropajes.

Ahora que entiendo que no necesito “ser perfecto”
que solamente necesito “ser”
Que es aburrido seguir los lineamientos de sus “correctos”
Yo me echaré a correr con la libertad que lo hace el viento
Hasta esperar volver a caerme y levantarme de nuevo.

386091_399860160090946_1538462624_n

Sin Título

Hoy he vuelto en mí
a veces siento que me pierdo entre tanto pensamiento
entre tantas cosas raras que habitan aquí adentro
donde el viento sopla en una ajena dirección

Entre más lo busco menos lo encuentro
Entre más lo grito menos lo escucho
Porque lo que tanto he intentado ver
está siendo escondido por mis propias manos
Las mismas que me alimentan son las que tapan mis oídos
las que ciegan mis ojos ante el acontecer propio

He recorrido calles vacías
y otras tantas en desafiante plenitud
en los rostros he buscado mis propias emociones
sin encontrarme más que con mis propios demonios
Los que salen a relucir en la formalidad de los actos
en el vil protocolo de los cuellos blancos

Extraño aquel amigo, el que conocí incluso sin haber nacido
Las palabras que arrojaba aleatoriamente
los argumentos encerrados en dos copas de aguardiente
Compartíamos los errores, las huídas
Fuimos cómplices pecadores en ferias de amnistía

Me persigue el fantasma de la indecisión
lo que conviene o no, no lo deciden los tormentos
la respuesta aflora cuando la consciencia gana
de mis caminos quizás no sea yo el dictador

Ahora que ya no me queda tanto tiempo
Que he cruzado la línea que nos separa de los muertos
Que el reflejo de lo cognitivo ha cobrado vida propia
y que las caricias de las botellas ya no son tan frías
me despierto en el mismo césped en el que me oculté
bajo la sombra del mismo árbol que tantas veces vi crecer
Porque la lluvia no lava los cimientos de mis errores
pero trae calma plena a mis misteriosos dolores.

224977_399015830175379_895722537_n

Res Non Verba

Hoy tomo mi pluma para escribir
los desgarros sangrientos de nuestro porvenir
Un pueblo acosado y amedrentado
por las marionetas ineptas que son tus soldados
Hoy le cambio la letra a los himnos
Y alzo la voz con los puños limpios
Me niego a ser la versión de tus mandatos
¡Hoy seré el comandante contra tus arrebatos!

Has robado el pan y has sembrado el hambre
Has asesinado mentes cultivando ignorantes
Has adormecido a tu pueblo con circos baratos
¡Has prostituido mi libertad, has condenado mis actos!

Pero hoy ha llegado el día de poder ver a los invisibles
Los que cultivan la tierra con las piernas firmes
Los que aún educan con la verdad
Los que saben defender su dignidad
Los intolerantes de la discriminación
Los valientes pensantes de esta nación
Los que ya no somos labriegos sencillos
¡Sino los defensores de quienes te han robado el honor!

Hoy firmo con sangre este pensamiento
Jurando que mi voz no morirá en tus intentos
Me maldigo a mi mismo si mis palabras no se convierten en hechos
No nací para ser esclavo de un sueldo,
nací para luchar por los indefensos
Para alzar la voz por los que callan
y ser escudo de a quienes ametrallan
No seré un vendedor de teorías,
ni un burdo político de mentes vacías
Hoy soy la patria que quiero,
Hoy soy el alma del pueblo
Hoy soy Costa Rica exigiendo justicia e igualdad
Hoy procuraré que realmente vivan siempre el trabajo y la paz.

305612_387285364681759_1706837129_n