Life For Rent – Dido

Hay canciones que nos acompañan temporadas, mas hay otras que parecen seguir haciendo eco aún con los años. El caso de Life For Rent de la cantautora británica Dido, es una de esas melodías que siguen rebotando, sobre todo cuando se tiende a evaluar el presente de quienes somos, de lo que la vida misma se ha convertido y que tan protagonistas somos de ella. ¿Qué tanto nos pertenece nuestra propia vida? ¿Será que alguna vez fue nuestra? Justo cuando esas preguntas vienen y lo que se observa delante de nosotros está rodeado por neblinas que nosotros mismos creamos, es que me dan ganas de saltar y ver que hay detrás, más allá de lo que no se ve. Pero si temo fallar y eso me detiene a intentar, ¿Cómo podría decir que estoy vivo?

 

Resentimientos Tardíos

Si tan solo pudiese dedicar el mismo esfuerzo
de odiarte y quererte a la vez
para impulsar mi vida hacia otro horizonte
donde tus capítulos poseen punto final
y la sangre no corra al escuchar tu nombre
y se paralicen los sentidos que me hacen mortal.

Ojalá pudiera deshacerme de tus recuerdos
las ansias latentes que me dan saber de ti,
las noticias viajeras que vuelan con un ‘lo siento
y las disculpas debidas que no sé oír,
los comentarios sin causa ni efecto,
tu arrogancia inata que me hace sufrir.

Quisiera poder pelear contra mi mismo
hacerme ver lo que la consciencia no prevé,
saltar sin miedos a los abismos
y hacer de mi voluntad la cruz de las almas
la penitencia exacta al atardecer,
mis cicatrices abiertas, la falacia de mi estupidez.

Te grité, te lloré, te imploré;
te dio igual mis arrepentimientos,
egoísta en medio de los retratos borrosos
la agonía insípida por no dejarte querer
una angustia agria y quedita
se balanceaba en mis perdones, en mi hoy y en mi ayer.

edvard-munch-10

Imagen “The Kiss” por Edvard Munch, 1897.

Lágrimas de Diablo

¿Que será de mi si me gana la locura?
Siempre ha estado conmigo,
pero hoy me saca ventaja.
Se ha vuelto veloz, se ha vuelto gata
me reclama a menudo y
me perdió la confianza,
dándome bofetadas en demanda de reacciones
Y yo que solo intento besarla.

¿Qué se dirá de mi en la corte?
Si ya me han sentenciado tantas veces
que no les cabe una vez más mi nombre,
cargo conmigo mis propias prisiones,
¿Quién cuidará de la flor con la que hablo?
Ya no estaré para decirle que la amo,
ni bailaremos por las tardes hasta sudar las alertas, los insultos y las reglas,
no estaré más para abrazar mis alucinantes setas,
los duendes de mis bosques
y los hechizos en mis letras.

Lejos me iría si me caza la locura,
lejos donde no valga más la pena ser un cabeza dura
y rendirse esté de moda,
pues todos visten las mismas culpas
¿Cómo habré de lavar mis malas intenciones?
Si a donde me llevan no hay sol ni hay agua
estoy solo yo y mi maldita rabia
palabras escritas en pizarras
con mensajes sin vergüenza subliminal,
aquí solo reina la doble moral,
el sarcasmo es lo prohibido,
el ruido adquirió sentidos.

¿Qué será de mi si me gana la locura?
¿Quién me dice que sucede si cedo ante mis párpados y los dejo rezar?
Con este escrito a medias, ¿qué pasa si tan solo duermo?
Llorar ya no es opción, lamentar nunca lo fue
le puse candados a los sentimientos
y por eso he de pagar con creces los intentos,
¿Qué será de la vida sin advenimientos?
¿Acaso alguna vez estuve cuerdo?
Quizá sea tiempo de volver a ser feto,
tal vez no había nada que se pudiese hacer desde un comienzo.

A_drop_of_Slow_Fall

Imagen Sin Título, Autor Desconocido.