Nevoj

De tus manos tibias como la brisa del mar
que en tan pequeño espacio albergas mis sonrisas
esas que incluso aún no existen
pero que ya sabes que te pertenecen.

Así como todas las estrellas que un día te prometí,
hoy juro cuidar tus pasos mientras Dios me preste la vida
que si de algo estoy completamente seguro
es del amor que te tengo casi instantáneo
que lo alimentan las versatilidades de tus miradas
y la inocencia de tus balbuceos.

De tu pecho contra el mío, se hablan los corazones
en un idioma tal cual de los antiguos versículos
esos de los que tanto presumían los sabios
construyendo la erguida vértebra que unifican las almas
de mis tres grandes tesoros
que encierran en sus misterios el sentido de mi vida,
capaces de esclarecer la coraza absurda
de mis tantas cobardías.

535983_405414896202139_739283092_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s