Beso

El arte de lo sensorial, libre como la gacela, salvaje como la amazonia, con la potencia de la pantera llegó en el ocaso del octavo día.

Rozó de forma traviesa las grietas de mis labios, respiré su aire y el miedo se desvaneció.

Cerré mis ojos, no tiene sentido mirar lo que no se ve y me dediqué a sentir las caricias en el alma, esas que solo los besos saben dar.

A veces quiero que llegue el momento, que ya sea el tiempo en que sus bosques me deje perder, para poder abrazar la furia de una pasión y vislumbrar los misterios escondidos que entre las ramas se encierra, descubrir el tesoro de las almas inmortales, esas que saben lo que es amar.

561081_346470205429942_1792556308_n

Anuncios

2 pensamientos en “Beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s