Claro de Pluma

En tiempos donde cualquiera es poeta
arremeto contra mis palabras
las exclamo, las exhorto;
las obligo a postrarse ante su sentido
a sangrar por la saliva con la que las digo,
a soñar ser fuente de verdad.

Aborrezcan la lástima
y carguen en su espala los sifones de ambición.
Ambición de la buena, aquella que rechaza el oro
y sostiene al desvalido,
aquella que crea vida y de ella
emana el más dulce de los abrigos.

Pues para eso escribimos, para forjar batallas,
para volver a ser humanos y
gritar por los que callan;
para eso es mi pluma y tintero,
para remar hacia el horizonte áspero
que me sacie lo que tanto anhelo.

pluma   regalo Gata Coqueta

Imagen Anónima, Sin Título. 

Nosotros, Los Dioses

Transmutábamos la vista de los demás
Entre ramas escondimos nuestros encuentros
No hubiese quien entendiera nuestros misterios
Las fotografías sin rostros, solo espejos
Los negativos tatuados en el cuerpo
Las incomprensiones las acumulaban los siniestros.

Nosotros, los dioses
Bajábamos al mundo cada fin de mes
Escribíamos su historia, contada al revés
Jugábamos con el tiempo
Secuestrábamos la falta de interés.

Copulaban las miradas que se cruzaban
Les ganaba la curiosidad del vuelo
Despojándose de sus dueños
Nacían aves de paso, nos quedábamos ingenuos
Manos que creaban, fértiles como el suelo
El calor los derretía, hombres de hielo.

Nosotros, los dioses
Tres figuras con senderos y pendientes
Acariciábamos cadáveres para volverlos vivientes
Negábamos el cielo
Aquel del que predicaban los creyentes.

Nosotros, los dioses
Con el mundo a nuestros pies
Las edades estancadas y el café de las diez
Abandonamos las alas en el puerto
Nos propusimos a sembrar el mies.

Nosotros, los dioses
Por tercera vez, volvimos a nacer.

three-friends_cropped

Imagen Anónima Sin Título. 

Ascenso/Descenso

Esa sería la última vez
que verías la luz del día,
una oportunidad sin compasión,
una decisión en ambas vías.
Ya nada importa
no se fuerza la vida
y a propósito perdiste
ante la agonía
una imagen, un resplandor,
era la última vez que te vería
un beso en la nariz
y sollozos que me maldecían.
me despedí y desperté
te dije adiós, hasta otras vidas.

f26d3d36966f11e3ad271296246e27d8_8

Imagen Anónima Sin Título. 

Luciérnaga

Ya no tiene caso estar triste
desalojé tus roces de mi mente
y me dejé llevar por los días que siguen,
deseando abolir las noches
para no llegar al espacio del desahucio
donde ya no existe el berceuse de tu mirada
y se atiborran ráfagas y derroches.
Até mis párpados para no llorar,
encaucé mi balsa hacia los sauces inmortales
y dejé tus restos en mi manía de no pensar,
en los bosques sin nombre,
en las llanuras donde te cedí flores.
Acepté la herencia de tu luz
esa que me guiará donde me cuida mi ángel negro
y te diré adiós por última vez,
triunfando sobre el egoísmo de retenerte
declarándome campeón de juegos inertes
alejándome involuntariamente,
negándome al desapego
admitiendo en mis desasosiegos
que soy mi peor castigo
y que en mis fábulas inéditas
seguirás siendo tu mi amigo.

old_forest_cemetery_2012_32_by_dragoroth_stock-d547cgu

Sin Título (I)

He vuelto a jugar con mis delirios,
en las lagunas mentales donde hoy ahogo mi conciencia
como en ausencias… atributo de mi soledad.
Pensaba que, tal vez, todo sería diferente,
pero los ciclos se repetían a sí mismos, a sus pecados.
¿Acaso puede una vida significar la muerte?
Mi alma se contrae con sólo pensarlo,
yace inerte, sola.
¡Lejanía!
Soy finito, un producto, el resultado que se esconde en un corazón
la llama que se enciende en puntos finales.
¡Apaga!
Desvelo herido en un corazón inerte,
materia gris que viaja sin rumbo.
Se estanca en sus variantes, se mueve en sus constancias.
Sucumbo. Después, mi último suspiro.

**********
Cadáver exquisito escrito en conjunto con Esteban Mejías (autor del blog espacioaureo.wordpress.com) y Luis Barboza (autor del blog pussylanime.wordpress.com). 10 de Mayo de 2014. Heredia, Costa Rica

Seducción de Invierno

Las teclas del piano, tu silencio y mi respiración.
La lluvia sinfónica, remojaba mi ira,
por la impotencia de no ser un dios de calma.
Mis manos sangraban,
el agua corría, pero no me llevaba;
las calles vacías, la humanidad asqueada.
Te veía a los ojos, ¡Gritaba!
Como eco redundante, ¡Te amaba!
En frente del último peldaño
saltaste en medio de la nada,
la niebla te llevó en su sombra.
Fuiste viento, fuiste voz,
el ruido blanco de mis emociones,
la piel marchita de mis ilusiones,
la soledad fantasma
todas mis ganas,
la fe visible, mujer de carne
anzuelos sueltos, yo tu carnada.

Diane Arbus.jpg1

Fotografía por Diane Arbus.

Kill Your Darlings

Tumbling down
In the deepest of the trees
Scare of my own sound
The owls will follow me
This is not a dream
It’s a second reality
I’m crawling now
And still you don’t see me

The power of love, today’s not enough
To save my soul
Lying on rain flowers
Soaking into the hours
If it wasn’t cruel
I would try to let you go

I ran all night long
To finish with this deal
A place we called home
Now it’s ashes it won’t heal
Fire burns
Inside this melody
The time has come
To kill my darlings

The power of love, today’s not enough
To save my soul
Lying on rain flowers
Soaking into the hours
If it wasn’t cruel
I would try to let you go

I would try to let you go
I would try to let you go
I would try to let you go

The power of love, today has reborn
Into a whole new sun
Regretting disasters
Being friends with monsters
Tough it’s still cruel
Now I let you go

la foto

Decisiones

Son crudas, son agrias
Son cambios, son necesarias.
Nadie quiere discutir con ellas,
Al menos yo ahorita no lo deseo
Exhortan mis latidos de supervivencia
Cortan las venas de mis sueños trazados
Son enemigas del romanticismo
Entran sigilosas en mis noches
Y atormentan mis atardeceres
Los políticos negocian las de otros
Yo negocio las de mis múltiples seres
El poeta, el hijo, el responsable, el maestro,
El que habla, el que calla, el que finge, el que no
El incrédulo, el ingenuo,
Sus verdades, sus mentiras, lo que sabe, lo que no.

Me sirven en la mesa un plato lleno de preguntas
Siendo el autoconocimiento el platillo principal
Lleno de carne, lleno de angustias
Me sincera ante esa respuesta personal.
Ya no basta un sí, ni basta un no
Los “quizás” ya no existen,
Es prohibido el temor
No hay tiempo, las palabras son escasas
Y yo que no administro bien este sudor
Me tiembla el pulso, me tiembla el alma
Se agita mi respiración
La presión sube hasta los futuros inventados
Escenarios muertos sin un autor
Atónito me quedo, titubeo, desespero
Y entonces le pregunto de nuevo al espejo
¿quién soy?

Processed with VSCOcam with b5 preset

Fotografía “¿Quién Soy?”, autoría propia.