Hasta Mi Final

Postrado en la silla de un juzgado
una vez más condenado
por haber creado un capricho endemoniado
de egos y compañías falsas
que se acaban cuando se sepa
que se escucha y no se habla
porque se sigue siendo sombra
entre tantas patrañas
la lucha es eterna cuando no se tiene agallas
y se paga con sangre el engaño que se hace
a lo interno de la propia alma.
 
Construyo una figura
una silueta ilusa de mi burda necesidad
que antojadiza ordena tal cual cena
ingredientes crudos y un puñal
para clavar la carne y hundirse a sabiendas
de la vida que habita aquel lugar
el cuerpo desnudo de un charlatán
sentimientos en jugo de un huracán
que valen mierda si se quiere jugar.
 
Y en esta silla donde hoy me juzgan
culpable me he de declarar
si esta cabeza sucia me anuncia
la película cruel que creí olvidar
pero que aún corre por los tóxicos conductos
de una intención bipolar
que con euforia libera deseos abruptos
que no miden su impacto a la hora de golpear
pero que mueren de tristeza sin mucho augurio
con el mismo miedo que se le tiene al mar.
 
Porque un cuarto verso aclara
la vicisitud del funeral
que con muchos muertos se carga
si con fuego he de jugar
asesino o testigo
la daga su daño ha de causar
adrede, sin disimulo, no me creas nada, huyo
hasta mi final.
16722512_1426942067336961_4483643484188019892_o

“Silence” by Laura Makabresku. 

Abrázame muy fuerte

Abrázame muy fuerte
no vaya a ser que el sol me abata
y sucumba de rodillas toda mi alma
porque se ha cansado de esperar
la culpa errata.

Abrázame muy fuerte
hasta que se derramen mis lágrimas,
que necesito el calor de la sangre humana
para dejar de ser un acusado sin tribuna,
inocente sin sentir la lucha justa,
un veredicto que despache a mis lunas.

Sujétame las manos en esta tormenta
haz que mis heridas no duelan más de la cuenta,
que cicatricen las grietas en mis suelas,
que el camino es más yermo con la razón a cuestas,
no quiero que resbalen mis huellas siniestras.

Abrázame muy fuerte,
abrázame con todas tus ganas
que puede ser esta mi última noche de hazañas;
hereda mis costumbres más mundanas
y véndeme en pedazos a las gitanas…

… para recorrer el mundo sin mis alas,
floreciendo como florece la muerte en antesalas
de las velas fúnebres o un coctel de gala
donde se pone precio a la vida humana
y se adoran las patrañas.

Abrázame muy fuerte, te pido que ames mis palabras
escogidas fueron como el mesías de puritanas,
arrojadas en una poesía escrita sin ganas
a la orilla de una visita inesperada,
abrazando a un cadáver sin sus hadas.

Photo by Eva Rubinstein.

Photo by Eva Rubinstein.

Placeres Culposos

Brindar por las sonrisas que nos robó el destino
embriagarnos de peligro
someter a prueba el sentido de culpabilidad
descubrir que tan estratégico se es
a la hora de abrir la boca y morder
que los pisos son frágiles estos días
y los pasos no se deben dar en vano.

Fumar el aire en vez de solo respirarlo
cortar gargantas de los hermanos
mentirle a otros, sin mentirse a sí mismo
hablar en plural para incluir invictos
que la amabilidad también puede ser asesina
todos somos víctimas del delirio.

Caminar en el sentido opuesto
sin sujetarse los cordones
quemar los protocolos y etiquetas
amarse tanto hasta que duela
cavar hondo cada grito de hastío
para que duerman tranquilos los conflictos.

pintura-de-bruno-di-maio-pintor-y-grabador-nacido-en-trc3adpoli-libia-de-padres-italianos

Imagen “Abraccio” por Bruno Di Maio.

Lágrimas de Diablo

¿Que será de mi si me gana la locura?
Siempre ha estado conmigo,
pero hoy me saca ventaja.
Se ha vuelto veloz, se ha vuelto gata
me reclama a menudo y
me perdió la confianza,
dándome bofetadas en demanda de reacciones
Y yo que solo intento besarla.

¿Qué se dirá de mi en la corte?
Si ya me han sentenciado tantas veces
que no les cabe una vez más mi nombre,
cargo conmigo mis propias prisiones,
¿Quién cuidará de la flor con la que hablo?
Ya no estaré para decirle que la amo,
ni bailaremos por las tardes hasta sudar las alertas, los insultos y las reglas,
no estaré más para abrazar mis alucinantes setas,
los duendes de mis bosques
y los hechizos en mis letras.

Lejos me iría si me caza la locura,
lejos donde no valga más la pena ser un cabeza dura
y rendirse esté de moda,
pues todos visten las mismas culpas
¿Cómo habré de lavar mis malas intenciones?
Si a donde me llevan no hay sol ni hay agua
estoy solo yo y mi maldita rabia
palabras escritas en pizarras
con mensajes sin vergüenza subliminal,
aquí solo reina la doble moral,
el sarcasmo es lo prohibido,
el ruido adquirió sentidos.

¿Qué será de mi si me gana la locura?
¿Quién me dice que sucede si cedo ante mis párpados y los dejo rezar?
Con este escrito a medias, ¿qué pasa si tan solo duermo?
Llorar ya no es opción, lamentar nunca lo fue
le puse candados a los sentimientos
y por eso he de pagar con creces los intentos,
¿Qué será de la vida sin advenimientos?
¿Acaso alguna vez estuve cuerdo?
Quizá sea tiempo de volver a ser feto,
tal vez no había nada que se pudiese hacer desde un comienzo.

A_drop_of_Slow_Fall

Imagen Sin Título, Autor Desconocido.