Dejar la luz entrar

Tumbado a la orilla
de otra duda sin explicar
mirando hacia arriba
como quien busca sonrisas
como quien ve en el cielo
su reflejo volar.

Saluda la brisa
una luna vecina
asoma su aroma
para poder conquistar
mi luz y su prisa
mi sincera obscuridad.

Deja que entre
déjala tocar
que de ella también dependen
las sombras del hogar,
coexisten infieles
tejiendo en sus redes
la sucia verdad
aquella que descubrí un viernes
en el impulcro bar
donde decidiste tus manos
por fin enseñar.

Dejar la luz entrar
que entre las ramas se cuele
la paz de saberte
desnudo en mi frente
para por primera vez verte
en tus rodillas temblar
temeroso de ti mismo
apaciguado, solo un niño
inmerso y absuelto
en tu propia obscuridad.

15128824_10154252202264285_6371174771330677380_o

“Dejar la luz entrar”, autoría propia. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s