Los excesos

Y si lo pienso dos veces
la ansiedad me mata
galopante se anuncia
la desesperación.
Y el reloj camina
con sus manecillas necias
torcida avanza
la desolación.
Los excesos.
Malditos encuentros.
Desatan la lujuria
alimentan la pasión.
Si perdí fue por idiota
el perdón no avanza
pero si lo hago yo
gana la ambición.
Y el violín me llora
nostalgia aflora
melancolia etérea
anoréxica ilusión.
Los excesos.
Se funde mi abrazo
Me alejo, me alejo yo
Silencio, superstición.
Anuncios

2 pensamientos en “Los excesos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s