Ellos

No pretendo juzgarles,
pero les observo.
Clavo pensamientos
en sus rostros expuestos,
a las puertas
de la inmiscusión del vecino,
donde tanta información
permanece incierta
a la espera
de quien la compre,
quien la considere correcta.

Mas, quién soy yo
para cuestionarles,
para arrojarles
miradas de desprecio
desde la otra ventana,
en la que me recluyo
de rodillas
buscando extraños,
cortando mi cabeza
en los retratos
para que no sean
reconocidos mis pecados.

No soy más
que el fantasma olvidado
de un viejo rufián,
la sombra maldita
de un desahuciado,
la raíz corrupta
de mi voluntad.

Les miro a diario,
les resto días de existencia
con solo posarles
las yemas de mis dedos,
pero ellos no lo saben
lo ignoran
no saben quién soy.

No lo saben,
pero me tienen a su lado
muy cerca
taciturno
sin pensar siquiera
que mueren de a poquitos
en mi demencia.

lonely soul

Fotografía “Lonely soul” por Laura Makabresku.

Anuncios

4 pensamientos en “Ellos

  1. Wow! “la sombra maldita de un desahuciado”. Perfecta combinación de palabras. La imagen elegida para el final… brutal! Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s