Sortilegio

Aire fétido,
sumerge los corazones solitarios en océanos grises
para descubrir los secretos carcelarios.
De su identidad, el mutismo
perturba las almas que creían en la esperanza
y las envuelve en su seductora burla.
Caricias anónimas
construyen presentes que atentan con dañar el futuro
y arañan como gatos las entrañas y manubrios.
Sonríen y escapan, desfallecen.
¡Oh dolor! En tu prisión, cautivo, mi libertad perece
¡Mierda! Mis brazos, sus senos, la muerte y el desvelo
la desvisto con mis labios.
Labios que han roto los puntos de sutura, antes despreciados.
Y ahora apuñalan mi vientre
hasta desangrarme por completo.

Fotografía de los autores (de izquierda a derecha), Esteban Mejías, Rodrigo Corrales y Luis Barboza.

Fotografía de los autores (de izquierda a derecha), Esteban Mejías, Rodrigo Corrales y Luis Barboza.

Este escrito, resulta de un cadáver exquisito de autoría compartida con Esteban Mejías y Luis Barboza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s