Fuego

Y sí, tal vez haya fuego.
Tal vez haya un incendio incontrolable
demasiado tarde para quererlo apagar
o para no quemarme
¿Quién me hablase de justicia cuando lo único que quise fue ser quien suponía?
Los placeres no fueron dados a todos
no es cuestión de tiempo o edad
si no de una maldita herencia
casi ancestral
atiborrada de estatutos y prospectos que llenar.
A veces cuando lo pienso, cuando me miro al espejo como queriendo no mirar
me doy cuenta que he fracasado y que ya abruman los años
pero a pesar de ello
nada me haría sentir más derrotado
que forjar la descendencia impuesta
fingir sonrisas y abrazos
posar para una fotografía tal cual fuese feliz
nada acabaría más con mis respiros
que tener que ser el aire de alguien más.
Y si, puede que haya jugado con fuego
y puede que me haya llegado a quemar
todo es siempre una posibilidad
un azar de mierda
que encierra magia y encierra miseria
como mis miedos atados en la obscuridad.
Y si, puede que haya intentado alzar la voz
que ahora me exprese un poco más claro de como lo hice ayer
pero de que vale si no te escuchan
si se sigue siendo la mancha, el espectro, el ruido necio.
Y así, en mi terca unanimidad
termine aceptando de lleno mi mediocridad
por no desear lo que ellos quieren
y buscar mis vaivenes
pues puede que haya fuego ya
y no tenga las fuerzas para poderlo apagar
convirtiéndome en ceniza y en polvo
en un montón de huesos rotos
¿Valdrá la pena apostar?

"Los Olvidados" por Ileana Cerato, 2006.

“Los Olvidados” por Ileana Cerato, 2006.

Anuncios

2 pensamientos en “Fuego

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s