El Camino (o el desdén de mí mismo)

Y es que me encuentro al lado del camino
le acompaño, como lo haría un buen amigo
no camino sobre él aún, solo le observo
con anhelo le cuento mis relatos
incluso aquellos que algún día serán suyos
pero que hoy se encierran en el anonimato.

A veces me siento a esperar la muchedumbre
se aprende de ellos y de uno mismo
en sus aciertos encuentro mis defectos
en sus errores yacen mis gazapos
como en aguacero de mayo
quedó todo el orgullo mojado.

¡Ay camino largo, camino sagaz!
Que me tienta con lo mismo que me hace temerle
me preocupa como en él,
se pueda ver el cielo nublado
los días en que el sol me tueste
y que mis pasos dejados sean los únicos aliados
¡Oh camino ancho y proceloso!
¿Será que algún día andaré en sus pastos?

Mientras me siento y le miro a ella
le susurro versos con mis ojos
de esos que solo se entienden a ciegas
porque incluso a veces
hasta las mentiras salvan presas.

Mientras me acuesto y le recuerdo a él
su dolor a flote oculto en astas
las banderas a las que le apostaba
con las que recubría su frío y hambre
aún cuando su propia vida quebrara.

¿Será que le tomo demasiado en serio?
¿Será suficiente mi arsenal de dudas?
Ya me he acostumbrado a que me menosprecien
no sería ajeno a las malacrianzas
me alejaría en silencio aunque lo niegue
camino absurdo lleno de trueques
¿Será que te quiero por lo que tienes o por lo que me debes?

chabaud-1

Imagen pintura por el artista fovista francés Auguste Chabaud.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s