De cansancios e inercias

Un pequeño aporte al espacio “Arte y Denuncia”. Una reflexión y una autocrítica, pues a fin de cuentas el arte también debe servirnos para rebelarnos de nosotros mismos.

Arte y denuncia

Más fuerte que la crítica
más agresivo que lo corrupto
más potente resulta la inocuidad
ante la ceguera voluntaria de los videntes.

“¡Ya basta!” Gritaron desde el sofá
desde la comodidad de su rutina,
pues lo único que les duele y les molesta
son las heridas más superficiales de sus fiestas.

La resaca de conformidad
las voces compradas y los silencios forzados
la sangre derramada de quienes nos defendieron
de quienes intentaron ser más que poetas
Y cambiar al mundo sin dormir siestas.

Porque se necesitaban, los necesitamos
¿será que probaremos que su muerte no fue en vano?
No quiero encontrarme frente al espejo
mirando la televisión o escribiendo un libro
sin saber que antes luché por el exilio
Por ser libre de hipócritas, de engreídos y asesinos
que se creyeron más que la tierra que les brindó auxilio.

Porque en su piel aún yace el polvo que nos forma…

Ver la entrada original 129 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s