A la Sombra de su Ser

La misma vieja historia
que cambia tan solo por el día en que se cuenta,
se instala en mi cuerpo, le nacen alas
aún cuando en la noche se esfumen mis ganas
y los nuevos días solo traigan repetición.

Cuanto anhelo que no tengas razón,
que todo sea un error de perspectiva
para que mis pies no se cansen antes de tiempo
ni se tornen agrias mis lágrimas.

Porque aunque deje la puerta abierta,
aunque rece para empatar los males
sabré que el vacío lo ha invadido todo
incluso aquello ausente.

Querida madre,
no sé como decirte que me iré por años
sin sentir culpa ni pena,
sin tener que sostener tus manos y no llorar.

Querido padre
¿Cómo sanar tu espalda sin tan siquiera tocarla?
Y tener certeza de que en realidad todo estaba bien
que solo era cuestión de suertes.

Se me acabaron las excusas
y mis dos días de ceguera permitida;
ya no se me permite ignorar, tampoco soñar
sus palabras fizaron también mi voluntad.

Ojalá que te equivoques, pero si no
espero piedad en el lecho de muerte,
que la miseria se jubile ese último día
para sin ella volver a nacer.

“Desperation is the raw material of drastic change. Only those who can leave behind everything they have ever believed in can hope to escape”. ― W. S. Burroughs.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s