Atrincherados

Yo no quiero vivir una vida que sea ordinaria
llena de lujos y llena de patrañas
cargada de ciclos en una vanidad burda y esclava.

Quiero cantar aunque esté desafinado
y ahuyentar así a los cínicos gatos
extinguir a los llantos a menos que esté borracho.

Aprender a tocar guitarra
para acompañar las madrugadas
encontrarme placeres y a unas cuantas mujeres.

Hilarante quiero el camino
lejos de puritanos, lleno de pervertidos
y que hacer el amor equivalga a los himnos
que no existan las modas y que el folclor sea lo divino
renunciemos aunque sea por solo esta noche
a este insulto de vida que llamamos rutina.

Atrincherado he vivido inundado de exilios
cazador de mis sueños, dictador de ludibrios
siguiendo treguas idiotas de revistas, biblias y notas
brindemos por auxilio de este iracundo derroche
para acabar con este insulto de vida que llamamos rutina.

Yo no quiero vivir una vida de escenas
prediseñadas, predispuestas
infestadas de reglas y apuestas.

Amortiguo a la moral, puta de mis libertades
de mis secretos y olvidos y de mis más brutales… sinceridades
por eso quiero olvidarme de los jefes y trajes.

Desechar las angustias y reciclar perdones
esos que he dicho tantas veces en todas mis misiones
donde he sido indecente, pero también presidente,

del país de los pobres, de cantinas y dolores
donde el portero del cielo se mudó al infierno
donde tantas veces te dije el ‘te quiero’ más tierno.

Hilarante quiero el camino
lejos de puritanos, lleno de pervertidos
donde mi gran tesoro sean mis amigos
estos que hoy me acompañan aún cuando sean tiempos fríos
que renuncian conmigo al unísono
a este insulto de vida que llamamos rutina.

Atrincherados vivimos en un mundo de exilios
donde las posiciones equivalen a injurias
se sabe más de futbol que de perdón
y el veneno sagrado es la religión.

Te propongo salir a la guerra, a luchar y a querernos
a abrazarnos en tiempos donde el odio ignorante es lo moderno
y valorar lo ancestral, valorar a los viejos
acostarnos de día y de noche estar despiertos
sin despreciar a las razas, volver a la tierra, a nuestros cuerpos
la naturaleza es mi madre y mi padre los recuerdos
vestirnos con la piel de Lyra, Dalton y Frida
escapar de este insulto de vida que llamamos rutina.

Frida-Kahlo_The-Dream

Imagen “El sueño” por Frida Kahlo, 1940.

Anuncios

2 pensamientos en “Atrincherados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s