Nosotros, Los Dioses

Transmutábamos la vista de los demás
Entre ramas escondimos nuestros encuentros
No hubiese quien entendiera nuestros misterios
Las fotografías sin rostros, solo espejos
Los negativos tatuados en el cuerpo
Las incomprensiones las acumulaban los siniestros.

Nosotros, los dioses
Bajábamos al mundo cada fin de mes
Escribíamos su historia, contada al revés
Jugábamos con el tiempo
Secuestrábamos la falta de interés.

Copulaban las miradas que se cruzaban
Les ganaba la curiosidad del vuelo
Despojándose de sus dueños
Nacían aves de paso, nos quedábamos ingenuos
Manos que creaban, fértiles como el suelo
El calor los derretía, hombres de hielo.

Nosotros, los dioses
Tres figuras con senderos y pendientes
Acariciábamos cadáveres para volverlos vivientes
Negábamos el cielo
Aquel del que predicaban los creyentes.

Nosotros, los dioses
Con el mundo a nuestros pies
Las edades estancadas y el café de las diez
Abandonamos las alas en el puerto
Nos propusimos a sembrar el mies.

Nosotros, los dioses
Por tercera vez, volvimos a nacer.

three-friends_cropped

Imagen Anónima Sin Título. 

Anuncios

8 pensamientos en “Nosotros, Los Dioses

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s