Mea Culpa

Del arte de la procrastinación me volví un maestro
sin querer serlo o intentar merecerlo
tan solo por evitar las importancias de este mundo
darles vuelta y no cabeza
darles aires de alteza.
Admití mi culpabilidad desde la adolescencia
acepto que no amo ni amaré a quienes por sangre debo
acepto que no me importan sus normas
en este peligroso estado de indiferencia
sus lazos corto desde mis lomas.
Confieso mis pecados con la ironía misma que los cometo
y no concebir el arrepentimiento,
quizá soy demasiado necio para sus anticuerpos
quizá soy demasiado santo y tan siquiera lo siento
tan solo alieno mis dudas y de mis culpas no me sostengo.
1113941793
Fotografía por William Kitchens
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s