Un Cubo

Un cubo.
Cuatro paredes, acorralado.
Un respiradero metáfora de esperanza
de que afuera aún hay vida y me aguarda.
Inhalo entonces sus falacias.

Un cubo.
Pintado de blanco para causar paz;
maldita tranquilidad hipócrita
su antifaz de promesas infantiles
hacen de mi mente su botín de fiesta.

Un cubo.
Con silencios hipotecados,
pensamientos que se manifiestan
y se lanzan a las calles de mi sistema.
Lo colapsan.

Un cubo.
Tan lleno de vacíos, mutilado.
Sangriento y voraz de su propia carne,
se achica y me atrapa,
se estremece, me enferma.

Un cubo.
Un soneto que no existe,
una rima sin causa,
letras sin sentido,
poetas que no callan.

Un cubo.

4fc62eca53e5c

Fotografía: “Cubo Branco” por Edouard Fraipont, Brasil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s