El Tercer Túnel

Fue su mirada la única despedida
recibí en ella más abrazos que en toda mi vida
sujetaste mi alma, tal cual broche
abriste la caja donde encarcelo mis dolores
me condenaste a pensar en ti toda la noche.

Tu ausencia fue mi sentencia de muerte lenta,
siendo mi última petición tu recuerdo;
me encaucé en la celda de mis preocupaciones sin sentido,
nunca fui asertivo al confiar
por eso no me queda más que el consuelo de la espera
amante inquieta, falsa y poco ligera
Mas si ya nada queda, dejaré que sea ella quien me quiera.

Pues justo en el momento que me animo a volar,
mis aviones comienzan a caer al mar
convirtiéndose en islas desiertas y titanes hundidos
convirtiéndose en ciencia o en mito,
recordándome que fue su mirada, un adiós maldito.

light_at_the_end_of_the_tunnel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s