NO

No me vengas con tus lágrimas paganas
señalando mis indultos,
ya es tarde para reclamar lo que soy o lo que no;
culpable o inocente, esa ha sido mi elección.

No quiero sentarme al fuego y fingir,
ahora no es el momento para no ser anexo,
para no ser apéndices, sin voz ni voto
connotado con adjetivos de humillación.

No pienso mentirte, seré sincero,
aún cuando mis palabras bofeteen al romanticismo;
los abrazos por compromiso matan,
conducen al suicidio de una verdad en extinción.

No intentes disuadirme con lástima
que bien aprendí a tragarme los insultos,
el silencio es mi aliado y mi mejor arma,
es el recóndito enemigo de la traición.

Hoy te entrego sin pesares todos mis “no”
los más sinceros, es lo que siento
y no creas que no me duele tu dolor,
pero son espinas que me clavo llenas de convicción.

herman

Imagen: “Los Dos Hermanos” por Pablo Picasso, 1906.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s