In Transitu

Después de las 3, cuando todo se hace gris y no te despiertan las tazas de café, es ahí cuando aparecen los sin sentidos y agoniza la comodidad. Cuando ya no es suficiente el sobrevivir ni las limosnas de sus miradas, cuando me quedo inerte en medio de las masas, haciendo supuestos sobre sus vidas, leyendo almas en las vitrinas y extrayendo de sus ojos los vacíos. ¿Quién tiene cabeza para detenerse cuando todos se mueven? ¿Quién me hizo acreedor de estos sentires ilícitos? ¿Quién me dio las manos que solo escriben estos versos sin adjetivo?

Aquí me quedo en la estática del momento, rodeado de vientres llenos de no nacidos, llorando en sus adentros por negarse a tener oídos, sienten de maravilla su burbuja de individualismo. Se abortan a sí mismos en las tribunas, cuando niegan las raíces de sus líbidos, se acostumbran a los infiernos.

Me empujan a quienes soy estorbo, se ensucian con saliva los creyentes prohibiéndome detener sus prédicas por mi falta de pasos, intentan encerrarme con marionetas y así poder exorcizar mis cantos. Me muevo porque me mueven o ¿será que mi cuerpo me ha traicionado? Me dirijo a donde ellos se pierden, o ¿será que ya me han abandonado?. Se estanca el aire en sus bocados, saciando su gula de artefactos. Me muevo no porque me muevan, ni porque se hayan resignado mis pasos. Me muevo con mi mente, con bolígrafos voy remando, me muevo aun cuando duermo, me muevo en mis naufragios.

663px-Edvard_Munch_-_Evening._Melancholy_I_-_Google_Art_Project

Imagen: “Evening. Melancholy I”. Edvard Munch, 1896.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s