Ambivalencias

Y nos quedaban tantos finales por comenzar
que la vida misma se encargó de cegarlos
para que no se desperdiciarán en las angustias venideras
por un adiós presagiado por la misma casualidad que nos unió
aquella tarde de jueves en la que me preguntaste que hacía para vivir
y yo te respondí con la sinceridad más inconsciente
“escribo para vivir, porque si no escribo no vivo”
no soy quien para encarcelar pensamientos ya nacidos
ni para negarle a las palabras el derecho de ser
aún cuando no escriba para ser leído
ni pretenda colonizar las frases que he unido
no soy colonizador ni dictador de sentidos
no pretendo auto-proclamar lo que yo mismo me he concedido
y por eso me fui por el mismo túnel que llegué
porque hoy morí un poco más que ayer
solo por haber vivido con más ganas de como lo solía hacer.

ambivalencia3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s