Estado de Gracia

En los años cuando la vida estaba de cabeza
y los pies solo me servían para volar
logré traspasar el portal entre iracundos
sin que me cedieran su rabia en mantos de bondad.

Conocí al Dios de los ateos
y al más ateo de los dioses
escribimos varios poemas fumando cigarrillos
y en el clímax de la velada reinventamos el comunismo.

Se nos unieron los héroes caídos
y los enemigos aliados
nos acabamos el tequila y el vino
y nos tatuamos mentiras para burlar la resaca.

Y es que en la madrugada de sus bosques
cuando el sol tiene más pereza
los olores humanos se vuelven costumbre
y podemos mirarnos sin vergüenza.

Se lastiman los egos de quien imaginó su historia
diferente a lo que sus arrugas delatan
fusionando la sangre del reposo
con la ausencia del valiente.

Derrocamos las injusticias
en la feminización de nuestra hombría
y decapitamos el oikos
sin derramar una sola gota de idolatría.

En los años cuando la vida estaba de cabeza
y mis manos solo las quería para ayudar
logré ver lo extranjeros que somos en este mundo
tan lleno de vacíos y de vacíos por llenar.

hardware-chess-set

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s