¡Larga Vida Terquedad!

De niño descubrí mil poesías
que me ayudaban a imaginar
los parajes más sombríos
que no me llegaban a asustar.

En esos campos escondidos
mis rarezas pude disfrutar
no hubo quien usáse sus sentidos
solamente para juzgar.

Cuando me convertí en adulto
nada de lo vivido quise olvidar
y me ha servido de amuleto
para no dejarme aprisionar.

Oficinas, trajes, pesadillas
Congelaban mi ojo izquierdo
las políticas del derecho
no lo dejaban mirar.

Bastó un poco de ron añejo
irreverencia y terquedad
para ahuyentar al necio eco
las incoherencias de esta sociedad.

Que tu sombra no refleje
lo que tu alma tristemente anhele
seamos nuestros más salvajes sueños
vivamos aunque no nos dejen.

283760_330543060355990_220883698_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s