Entre Faunos y Realidad

Ocho fueron los disparon que la niebla logró disipar
dulce criatura que buscas entre bosques
la inocencia perdida en una cruel fantasía
en la que los faunos bailan para el temor calmar.

Sutil melodía acariciaba al viento que venía del oeste
el rojo de su sangre proclamaba libertad
esa que no se da en el reino de los mortales
la que sabes que nace con el alegre comienzo de un triste final.

Luciérnagas en trajes de hadas coquetas
simulaban ser el brillo de misteriosas miradas
que entre los árboles se suelen asomar
creer que todo en la vida es realidad, es dormir sin poder soñar.

Prisionero tenemos al tiempo en un recipiente de cristal
atrapado en su reloj de arena, la misma historia ha de contar
una y otra vez repetirá el momento del descenso
la apertura del portal del entendimiento, en el que la imaginación nos guiará.

417226_354796554597307_123017165_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s