El Sombrero de Chaplin

Un día desperté con ganas de jugar
el mundo me abofeteó por no elegir un bando
de buenos y malos están hechos los cuentos
y con eso hemos disfrazado la realidad.

No soy de extremos, mas no creo en centros
lo que hasta ahora me ofrecen no me hace más que enfermar
se obsesionan tanto por coleccionar fanáticos
como equipo de fútbol en vísperas de un mundial.

Me han forzado a elegir caminos
pero como lobo triste no he dejado de aullar
aprendí del búho que en el silencio de la noche oscura
analiza el panorama antes de actuar.

La lengua se mueve como serpiente audaz
nos intimidan los versos que no podemos refutar
estamos tan acostumbrados a llevarnos por la inercia
a dejar que nuestras decisiones las controle la publicidad.

Todo lo que he escribo lo he de criticar
me auto cuestiono siempre y mis números he de exhortar
el sistema oprime a quien no se redime
ante los ilógicos paradigmas de esta absurda sociedad.

Condenamos a quien prueba de un fruto prohibido
aunque nosotros mismos se lo hayamos ofrecido
Nos vestimos de ángeles caídos y seres divinos
para vender dioses que nos den el pan y el vino.

Un par de cuerdas tengo aún atadas
a las decisiones de los que esta atmósfera han logrado conquistar
mi sangre ardiente me recuerda siempre mi aborigenidad
me inyecta el fuego que me da mi tierra, mis eternas ganas de luchar.

subasta.jpg_1243589786

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s