Tres Versos

Tres versos ajenos de sí mismos

sin ninguna correlación,

con la única noticia compartida

de querer alimentar una simple ilusión.

Es la historia de la mano que escribía

lo que una testaruda cabeza no decía,

pues le ganaba el miedo de encontrar en sus palabras

los fundamentos que daban respuesta a su propia contradicción.

 

Entonces empezaron a discutir y a forzajear por un protagonismo,

descubriendo que lo único que los unía

era la condena social por su cinismo.

Que difícil es luchar contra la propia historia,

mi pasado, mis recuerdos, mis inicios

y saber lo profesional que me volví

en coleccionar tiempo perdido.

Quizás sea hoy a mis veinticinco,

que complete el retrato,

o me convierta en el retrato mismo.

 

Las cosas nuevas y las desaprendidas,

las usaré para pavimentar este extraño camino

que me da la misma nostalgia que produce

la alegría de lo que no olvido.

Basta ya de andar con estúpidos juicios,

la misma sonrisa compartiré con la puta y con mi vecino,

masturbaré al conocimiento para renunciar a este inorgásmico destino

y poder crear por fin un nuevo istmo,

donde yo mismo pueda comprender

estos tres versos ajenos de sí mismos.

luisbeltran18-550x550

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s